12.4.10

Para algunas personas, de forma inexplicable, el amor se apaga. Para otras, el amor sencillamente se va. Si bien es cierto, por supuesto, que el amor también puede encontrarse, aunque sea solo por una noche. Sin embargo, existe otra clase de amor, el más cruel, aquel que prácticamente mata a sus víctimas. Se llama amor no correspondido. La mayoría de historias de amor hablan de personas que se enamoran entre sí, pero, ¿qué pasa con los demás? ¿Quién cuenta nuestra historia? La de aquellos que nos enamoramos solos, somos víctimas de una aventura unilateral, somos los malditos de los seres queridos, los seres no queridos, los heridos que se valen por sí mismos, los discapacitados sin plaza de aparcamiento reservada. Sí, estáis viendo a una de estas personas

2 comentarios:

Mardel dijo...

Los amorosos callan. El amor es el silencio más fino, el más tembloroso, el más insoportable..., dice Jaime Sabines.
Y sí: Matamos lo que amamos. Lo demás no ha estado vivo nunca, agrega Rosario Castellanos.

Me gusta el pseudónimo: corazón aerodinámico.

Qué envidia.

Pequeña dijo...

Cuanta razón tienes. Gracias por pasarte. Te sigo :)